viernes, 14 de diciembre de 2012

Soy poseedor del visado

¡Sí! ¡Por fin! Mi tesoro... El Consulado de México en Barcelona acaba de darme el visado para poder entrar como estudiante en el país del tequila. La aventura ha sido larga y llena de sinsabores, y aderezada también de una larga factura telefónica que me producirá mucho dolor en poco tiempo, anticipo cual pitonisa.

La verdad es que yo, a fuerza de imaginar, me había creado una imagen mental de la visa romántica y fastuosa: un pergamino de bordes dorados, letra manuscrita de tinta preciosa e imperecedera, un marco de plata labrada... Claro, uno abre ahora el pasaporte y mira la visa, y siente que le están dando gato por liebre: es una pegatina (sí, como un cromo de esos de los álbumes) enganchada en una página intermedia del pasaporte, de cromatura descolorida y fotografía del que escribe casi traslucida y fantasmagórica, que parezco la niña de la curva. Adiós a mis sueños de que este documento diera lustre a la genealogía familiar; como mucho, podría dar lustre a unos zapatos. Del chino, eso sí, que no me fío de su eficacia y la piel buena hay que cuidarla.

Yo, por si acaso, me he asegurado varias veces de que con aquella broma me iban a dejar aterrizar en México. Vamos, que la señorita que me lo ha hecho (como un favor, porque no lo suelen dar en el día) ha notado perfectamente mi tono de "tres meses para conseguir esto" que me esforzaba, sin éxito, por disimular. Mas, definitivamente, sí: es el truño correcto.

Así que ahora solo me quedan esas tres o cuatro cosillas menores: comprar el billete, acabar las maletas, despedirme de los míos... Todo antes de mañana. Lo cual me lleva a preguntarme: "¿qué hago escribiendo una entrada del blog en mi móvil, con todo lo que hay que hacer?". El tonto. Pero es lo que tiene estar feliz solo, que tienes que gritarlo y no tienes con quién. Y también, para que engañaros, que el viaje en bus es muy largo y me aburro. Al final, lo que nos mueve son las pequeñas cosas.

Aquí os dejo una foto de mi barrio en México, que espero pisar mañana :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada